Editorialista Invitado

4 razones por las cuales no estás ganando dinero

2018-07-30 - Editorialista Invitado


He conocido una importante cantidad de personas que renuncian a sus trabajos en busca de una mejor calidad de vida y para liberarse de los grilletes de un horario de oficina o un mal jefe, lo que no toman en cuenta es que no siempre las cosas salen como nos gustaría. Aunque esto no quiere decir que debas mantenerte en el trabajo que odias y no arriesgarte simplemente por miedo a lo que pueda salir mal.


Arriesgarse puede ser muy bueno para ti porque si te mantienes en un lugar por el simple hecho de la estabilidad, al final tu voluntad se va quebrando y corres el riesgo de quedarte estancado en el mismo lugar por mucho más tiempo del que te hubieses imaginado en primer lugar.

El hecho es que, si ya renunciaste a tu trabajo y ahora estás arrepintiéndote porque tus finanzas personales van muy mal, no tienes que salir corriendo a buscar otro trabajo en donde también seas empleado. Mira a continuación algunas de las cosas que puedes estar haciendo por las cuales tus esfuerzos no están rindiendo frutos, así podrás modificar esos comportamientos y empezar a tener resultados más acordes a los que te gustaría tener en tu vida:

1.- Te hace falta una estratega disciplinada: uno de los aspectos más importantes en el trabajo autónomo es la capacidad de auto-disciplina que tengas ya que muchas personas al no tener un jefe son muy ligeras consigo mismas por lo que terminan procrastinando y malgastando el tiempo, el cual es uno de los activos más valiosos que cualquiera puede poseer.

Esto es así porque no sabemos cuánto nos queda disponible y además el que ya hemos gastado (invertido de buena manera o no) no se recupera. Así que analiza bien lo estricto que estás siendo contigo mismo con respecto a la búsqueda de clientes, a las formas que estás utilizando para ganar dinero, a las ideas que estás poniendo en práctica y más.

Cuando te analices te darás cuenta de si en realidad estás poniendo disciplina para poder estabilizar tu nueva realidad financiera o simplemente estás surfeando la ola sin poner ningún tipo de estrategia en la misma por lo que no sabes a dónde llegarás. Así es y será mucho más difícil poder planear a corto o mediano (y ni se diga a largo) plazo.

2.- Podrías mejorar tu manejo del tiempo: esto tiene que ver mucho con el punto anterior. La organización es sumamente importante para poder tener finanzas estables cualquiera que sea tu trabajo. Mientras más eficaz sea tu manejo del tiempo tendrás menos estrés y rendirás mucho más, lo que te permitirá ser más productivo y ganar dinero.

Si tienes problemas en este punto, hay distintas maneras en las que puedes manejarlo, puedes llevar un horario todos los días (quizá te cueste al principio pero al hacerlo un hábito verás que te manejas mucho mejor con él), tener una agenda de pendientes, utilizar aplicaciones en tu teléfono con recordatorios, alarmas y más. Hoy en día existen diversas herramientas para ayudar a que mantengas una buena organización, no tengas miedo de utilizarlas.

3.- Estás en el negocio incorrecto: muchas profesiones y oficios que en el pasado eran muy rentables en la actualidad han quedado obsoletas, por lo que debes hacer una evaluación de la actividad que haces para ganarte la vida, puede que esa sea la razón principal por la que no estás obteniendo los ingresos deseados.

Puede que estés poniendo toda tu constancia, paciencia y determinación, pero si el modelo de negocio que estás desarrollando, o el producto/servicio que ofreces no está acorde con las necesidades de las personas en la actualidad, lo mejor que puedes hacer es darle un giro más moderno a lo que estás haciendo.

Recuerda que lo más importante para un negocio o para un autónomo es que tenga clientes, si nadie está interesado en lo que ofreces estás en graves problemas. Si al pensar en esto te das cuenta de que es lo que está ocurriendo, mira en Gananci esta forma de ganar dinero invirtiendo desde casa y que le está dando buenos resultados a millones de personas alrededor del mundo.

4.- Necesitas ajustar tus precios: otra cosa que también suele ocurrir es que comienzas un nuevo negocio ya sea solo o en compañía de otras personas y tu tabulador de precios no es el más ideal por lo que te quedan muy pocas ganancias. Antes de colocar tus precios debes analizar muy bien los insumos que necesitas o el dinero que gastas para poder brindarlo.

Es decir, si ofreces algún servicio a domicilio en tu precio debes incluir no solo el tiempo que tardes prestándolo sino también el transporte o combustible (lo que aplique), el material a utilizar, tu experiencia, entre otros. Muchas personas elijen bajar sus precios al mínimo para tener más clientes, pero esto lo que hace es desgastarte y no permitirte dar un servicio óptimo.

Por otro lado siempre será mejor que te conozcan por bueno, que por barato, así que sincera tus precios para que el trabajo que realices tenga ganancias justas.

 

Edith Gómez
Editor - gananci.com

 

 

 

 

 

 

 




Comenta con tu cuenta de Facebook