Sergio Armando Castillo

Así inicia la 4ª. revolución en México…

2018-07-04 - Sergio Armando Castillo


El triunfo de Andrés Manuel López Obrador el pasado 1 de julio, por la Presidencia de México, es sólo el comienzo de seis años de arduo trabajo, donde el presidente electo deberá preparar a su Gabinete y al equipo de transición para asumir el poder.


 

Además de ser recordado por el plantón en Reforma en 2006 y su presidencia “legítima”, López Obrador es autor de 5 libros: Oye, Trump (2017), 2018: La Salida, Neo-porfirismo: Hoy Como Ayer (2014), No Decir Adiós a la Esperanza (2012) y El Poder en el Trópico (2015).

Ahora deberá iniciar lo que él llamó la cuarta transformación de la vida pública nacional, y para ello, en materia educativa, el nuevo Presidente propiciará el acceso a escuelas universitarias públicas y privadas para todos los estudiantes que aspiren a estudiar y cuenten con certificado de estudios de educación media superior.

Incluirá 150 mil jóvenes para completar su bachillerato, integrar a 5 mil docentes y brindar beca anual de 29 mil pesos por alumno. Prepararlos para que continúen sus estudios superiores y capacitarlos para el trabajo.

También contempla la cancelación de las afectaciones laborales a maestros, y cambios a la reforma educativa, así como lograr la cobertura universal de salud en medicamentos, consultorios, clínicas y hospitales sin costo.

En ese mismo tema, López Obrador propone aumentar en un 1% del PIB al sector público de salud, e implementar un “Sistema de Urgencias Efectivo”, que responda de manera eficaz ante: infartos, traumatismos por accidentes, violencia o desastre natural.

En el tópico económico, AMLO creará una plataforma digital para obtener empleo, donde se contenga la mayor red de vacantes disponibles en el mercado laboral; no impondrá nuevos impuestos ni aumentará el IVA y ni el ISR.

Además, propone incrementar el salario mínimo en un 15.6% anual, más inflación, a fin de llegar a la cantidad de 171 pesos diarios al final del sexenio.

Rescatar al campo del abandono y garantizar la seguridad alimentaria del país, priorizando a comunidades indígenas. Se fijará precios de garantía para los productos agrícolas y se promoverá la siembra de un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables; se otorgarán créditos a ganaderos.

En lo que hace a programas sociales, Andrés Manuel, como le gusta que le nombren, duplicará la pensión a los adultos mayores, incluyendo a los jubilados del ISSSTE y del IMSS, y cancelará las pensiones a expresidentes como parte de una política de austeridad.

Asimismo otorgará una pensión a todas las personas que padezcan algún tipo de discapacidad, y que vivan en condiciones de pobreza.

En materia energética detendrá el proceso de rondas y revisar los contratos petroleros que ya han sido asignados, reducir o detener las exportaciones de petróleo crudo y construir dos refinerías en Tabasco y Campeche.

De ese modo, impulsará la autosuficiencia energética nacional con una inversión de 6 a 8 mil millones de dólares, para producir 300 mil barriles de combustibles diarios.

El próximo Presidente de la nación, se propone dar paso a una flota de 100 mil vehículos eléctricos que se incorporarán a las zonas conurbadas más grandes del país; además, propuso congelar el precio de la gasolina por tres años.

En el tema sensible de violencia e inseguridad nacional, López Obrador proyecta crear el Bloque Nacional de Seguridad, donde el Presidente de la República tendrá el mando directo de todas las corporaciones.

Para ello, sostendrá reuniones diarias con el Gabinete de seguridad para definir estrategias y coordinar esfuerzos en todo el país, a fin de apoyar el establecimiento de un Mando Único Policial con 32 corporaciones estatales, para la estandarización y profesionalización de las corporaciones policiacas en México.

Con el fin de no propiciar la impunidad y la corrupción, AMLO eliminará el fuero al Presidente de la República, y a todos los altos funcionarios, para poder procesarlos en caso de que violen derechos humanos o hayan incurrido en actos deshonestos.

Como reforzamiento a los valores y para una armónica convivencia social, el futuro Presidente establecerá una “Constitución Moral” que convoque a la ciudadanía a respetar la ley, a la par de un Acuerdo por la Honestidad y la llamada Amnistía para criminales enganchados o víctimas obligadas por el narcotráfico a delinquir, que busquen reinsertarse a la sociedad.




Comenta con tu cuenta de Facebook