Valores: libertad, justicia, honestidad y transparencia.
Martes, 22 de agosto del 2017
A Dios sea la gloria.

Editorialista Invitado

EL DERECHO A LA PROPIA IMAGEN Y LA PRESUNCION DE INOCENCIA

2017-08-11 - Editorialista Invitado

En nuestro país en este mexico mágico poco a poco a un ritmo pausado y sin prisas Inicia a darse cumplimiento con la debida protección a los derechos humanos entre estos derechos se encuentra el de la presunción de inocencia el cual nos dice que: toda persona tiene derecho a ser tratada como inocente hasta que no se demuestre mediante un procedimiento penal con respeto a los derechos humanos y al debido proceso su responsabilidad.


 

Pero este principio encuentra una contradicción dado que los medios de comunicación en un afán de vender mas publicaciones exhiben al nombre o los rostros de las personas presuntamente responsables de los delitos  lo cual además de atentar contra el principio de  la presunción de inocencia  contemplado en el código nacional de  procedimientos penales en  su arábigo 113  dado que señala que el imputado tiene derecho  fracción primera a ser considerado como inocente  hasta que se demuestre su responsabilidad, en la constitución política de los estados unidos mexicanos y en diversos tratados internacionales como lo son:   le convención  americana sobre derechos humanos , la declaración  americana de los derechos y deberes del hombre , la declaración universal de  los  derechos humanos  entre otros tratados internacionales. 

Atenta adema contra el derecho a la propia imagen este derecho implica  la facultad que  tiene toda persona  de autorizar o de prohibir  la captación de sus rasgos físicos,  el cual se encuentra regulada en el código nacional de  procedimientos penales  en su numeral 113 pero en la fracción XIV  dado que señala que  el imputado tendrá derecho a  no ser expuesto  a los medios de comunicación  y fracción XV  a no ser presentado a la comunidad como culpable, además de este código el derecho a la propia imagen se respalda también según criterio de la suprema corte de justicia de la nación como un derecho humano con rango constitucional implícito por ser un derecho fundamental. 

Y con protección internacional en atencion a la tutela a la dignidad luego entonces si contamos con este marco jurídico tanto para la defensa de la protección de inocencia como  para la protección del derecho a la propia imagen, resulta entonces  contradictorio que:  se violen ambos derechos de los  detenidos por la posible comisión de un hecho delictivo o de que cualquier persona pueda atraves de redes sociales marcas o periodicazos afectar la imagen y el honor vida privada y dignidad de un servidor publico o de un particular .  ya que todas estas personas  son sumamente perjudicados cuando  aparecen en televisión, medios digitales , redes sociales  medios impresos, radio fotografías o periódicos y es además  señalado su nombre y apellido. 

En toda la nación mexicana  esta situación se percibe como normal sin que nadie diga absolutamente nada o lo hiciera un muy reducido numero de personas,  estos derechos y garantías fueron aplastados, pisoteados, burlados  en virtud del interés  comercial del morbo de pretensiones mezquinas y de una indolencia y total falta de responsabilidad y respeto  colectivo.  Sin tomar jamas en cuenta el perjuicio que se causa a estos justiciables,  los que además de todo esto como colofón son exihibidos y sometidos a un escrutinio y  juicio social de la opinión publica como si en la época de  la caceria de brujas de salem estuviéramos.  Y este juicio social  no encuentra sustento legal alguno  ni en la ley, ni en la constitución , ni en los tratados ni en los códigos de ética periodistica de país alguno   y es una perversa forma de control social y de coaccionar a los jueces  y pretender que su sentencia sea  apegada  a la condena social, esta claro sin ninguna probanza sin oportunidad de defensa sin juicio previo sin procedimiento legal alguno solo por  el clamor  social,  sin   tener en cuenta que esa responsabilidad debe ser acreditada mediante el fino arte de la imputación de un hecho en materia penal. Esperemos pues que en este marco de respeto a los derechos humanos sean  ponderados el principio de presunción de inocencia y el de respeto a la propia imagen.

 LICENCIADO ANTONIO URBINA

PARA DUDAS  RELECIONADAS CON DERECHO PENAL Y AMPARO ESTE ES MI CORREO ELECTRONICO

njpw09@gmail.com

 

 

 




Comenta con tu cuenta de Facebook